​Los vehículos de este tipo, es decir, híbridos, resultan una gran opción para aquellos que busquen lo mejor en tecnología en un coche.

También poseen algo que los caracteriza y es que tienen un impacto ambiental muy reducido lo que es importante actualmente, ya que se busca de manera desesperada reducir las emisiones. En Puntos de Recarga te explicamos cómo funcionan, diferencias y cuál elegir.

¿Qué es un vehículo híbrido enchufable?

Un vehículo híbrido enchufable es aquel que cuenta con un motor de combustión interna de gasolina o de diésel y uno (o varios) motores de tipo eléctrico y su respectiva batería.

La batería que poseen es de 9,8 kWh, es decir, 4000 V y está realizada para poder recorrer hasta los 65 km WTLP por la ciudad cuando está en modo eléctrico. Al tener un motor térmico y dos eléctricos permite arrancar vehículos E-TECH en modo eléctrico sin tener que usar el motor térmico.

Si quieres instalar un punto de recarga para tu vehículo híbirdo en tu vivienda, garaje o comunidad, ponte en contacto con nosotros.

¿Cómo funciona?

Este tipo de vehículos poseen en su interior un motor eléctrico, batería de iones de litio y un motor de combustión que puede ser de diésel o gasolina.

Esta es una batería que puedes recargar en caso de descargarse con la propia inercia y las frenadas regenerativas y enchufándola a la red eléctrica debido a que la autonomía es de un nivel superior. 

Un vehículo de este tipo funciona como un vehículo eléctrico cuando su batería se encuentra cargada, permitiendo que puedas recorrerlo incluso a 52 o 66 km con 0 emisiones.

En el momento en que la batería baje un porcentaje determinado, el motor de combustión funcionará automáticamente sin necesidad de hacer nada más, en modo híbrido.

Esto ocurre porque se fusiona el motor térmico junto con el eléctrico de forma tal que los consumos y las emisiones son realmente contenidos sobre todo por su aerodinámica y su cambio de doble embrague.

¿Diferencia entre vehículo híbrido enchufable y un coche híbrido?

Existen muchas diferencias cuando se habla de vehículos y aquí te explicaremos algunas para que puedas decidir a la hora de comprar uno:

  1. Auto recarga: un vehículo híbrido convencional posee motores eléctricos que se auto recargan, mientras que un híbrido enchufable si necesita conectarse a una red eléctrica para poder recargarse.
  2. Baterías: debido a que uno de los dos requiere de conectarse a la red eléctrica, esto genera que los vehículos enchufables tengan un mejor motor.
  3. Autonomía: los enchufables pueden recorrer más kilómetros en modo totalmente eléctrico.
  4. Recarga: los vehículos híbridos enchufables al poder recargarse mediante un enchufe, garantiza que se carguen por completo.
  5. Recuperación de la energía en marcha: los híbridos enchufables recuperan de mejor manera la energía por cada frenada que generan, ya que la van acumulando.

¿Cuál elegir?

Siempre existen dudas al decidir, pero en esta ocasión la mejor opción es el híbrido enchufable. Hay más de una razón y la primera es que está relacionada con lo económico, ya que puedes ahorrarte cierta cantidad de dinero gracias solamente a su autonomía.

Además, si eliges un modelo perteneciente a los más grandes tendrás un tiempo de recarga de la batería de solo 2 horas y media y podrás alcanzar sin problemas los 50 km.

Elegir tu vehículo es una decisión compleja y más si se trata de estos nuevos vehículos con tecnología de primera que innovan.

Espero que te sirva de gran ayuda y puedas escoger el que mejor se adapte a ti y no debes preocuparte por si el vehículo será una buena opción de compra, ya que gracias a sus componentes, no cabe duda que es lo mejor que podrías adquirir.