De una manera muy sencilla. Esto y más te lo vamos a explicar a lo largo de las siguientes líneas.

Si estás pensando en comprar un vehículo eléctrico y antes quieres saber cómo cargarlo y algunas cuestiones más sobre ello, quédate. Esto es para ti.

¿Cuál es la mejor forma de cargar un coche eléctrico?

Lo primero que hay que saber es que es conveniente que la batería del vehículo no llegue a bajar de un 30% de carga. Ese será el momento en el que lo ideal es conectarlo a un punto de recarga.

Y a continuación otro consejo importante, enchufa el cable al punto de recarga y después al vehículo. Una vez esté cargado, primero desenchufa el cable del coche, y después del punto de recarga. Así te vas a asegurar de hacerlo de forma segura y eficaz.

Ahora lo único que tendrás que hacer es esperar hasta que la carga esté completa.

Lo mejor y más eficiente es cargarlo por la noche. Ya que es el momento en el que puedes beneficiarte de una tarifa de electricidad de bajo coste.

¿Cómo se carga un vehículo eléctrico?

¿Cuánto tiempo tarda en cargarse la batería de un coche eléctrico?

Depende de varios aspectos. Uno de ellos es la batería, que puede tener mayor o menor capacidad. Y el otro es el punto de recarga, pues los hay más rápidos y otros más lentos.

También influye el tipo de conector. Y hay dos tipos de carga, una carga lenta y otra carga rápida. La lenta puede alargarse entre 5 y 8 horas más o menos. Y dentro de la lenta, hay una que es más ágil, y puede cargar el vehículo por completo entre 1 y 3 horas. La rápida, tan solo tarda una media hora.

¿Qué potencia se necesita para cargar un coche eléctrico?

La potencia mínima que vas a necesitar para cargarlo es de 2.3 kW. Pero te recomendamos tener una potencia de unos 3.6 kW para cargarlo en menor tiempo.

Aunque lo idóneo es que tu punto de recarga tenga una potencia de 7.4 kW para que la batería pueda cargarse más rápido todavía. Porque habrá días que no tengas prisa en cargarlo porque lo harás por la noche, en como mínimo 8-10 horas. Sin embargo puede haber otras ocasiones en las que requieras un tiempo de carga menor porque necesites utilizar el vehículo con más urgencia. Sobre todo si se trata de un trayecto largo.

Todo esto si se trata de una instalación monofásica.

Pero vamos más allá. Hay en casos en que la potencia de carga puede ser muy alta, de 11 kW o de 22 kW. Y para ello la instalación debe ser trifásica.

Además, hay varios modos de carga y varios tipos de conectores en el mercado.

¿Tienes más dudas sobre la recarga de los vehículos eléctricos?, ¿Quieres instalar un punto de recarga y necesitas más información? Contacta con nuestro equipo y te asesoraremos.